Son muchos los sistemas de climatización con los que contamos en la actualidad para hacer frente a las temperaturas extremas, ya sea para protegernos del frío como para aliviar el sofocante calor del esperado verano para unos y temido para otros.

Además, tanto los fabricantes, como los especialistas y consumidores, estamos cada vez más concienciados con la eficiencia energética y sus numerosos beneficios para el medio ambiente.
Es por eso que vamos a hablar en este post de un sistema de ventilación que consigue que se mantengan las condiciones térmicas entre diferentes estancias o entre el exterior y el interior de forma eficiente, sin que se malgaste la energía.

¿Qué son las cortinas de aire?

Las cortinas de aire son equipos de ventilación que crean una barrera de
aire invisible sobre una puerta, permitiendo así separar dos ambientes sin limitar el paso de personas o vehículos. Por esto, es ideal para locales en los cuales el tráfico de personas o vehículos sea continuo y, por ende, la puerta o las puertas pasen la mayoría del tiempo abiertas.

Se consigue así una optimización del aire acondicionado o calefacción, dependiendo de la época del año en la que estemos y un consiguiente ahorro económico y energético.
Manteniendo en el interior la sensación de confort sin importar las temperaturas externas.

Las cortinas de aire y la sostenibilidad

Está muy claro, este ahorro energético supone grandes beneficios para el medio ambiente, ya que evita que tengamos que hacer un mal uso de los sistemas de climatización disparando el consumo de energía y perjudicando, por ende, la sostenibilidad ambiental.

Hablamos de un sistema de climatización eficiente que no puede faltar en ningún local, los resultados serán óptimos y la rentabilidad, notable. Se demuestra así que el bienestar no está reñido con el respeto al medio ambiente.